Tipos de bebidas alcohólicas

tipos-de-bebidas-alcoholicas

 

Todas las bebidas llamadas alcohólicas contienen alcohol etílico mezclado con otros productos, que son los que dan sus peculiares características a cada una de ellas. En algunas, el alcohol es el resultado de la fermentación de la materia original de la bebida, como sucede con el vino, la cerveza o la sidra, las tres bebidas alcohólicas más antiguas conocidas y utilizadas por la humanidad. En otras, el alcohol es un añadido artificial que pretende elevar el valor euforizante de una bebida o servir de disolvente para otras sustancias vegetales que definen el tipo de licor.

Lo más importante a la hora de hablar de bebidas alcohólicas es saber a qué se denomina graduación o grado alcohólico de las mismas. La graduación de una bebida cualquiera es el porcentaje de alcohol puro que contiene en una unidad de volumen. Es decir, una bebida de 10 grados (10°) será la que contenga 10 centímetros cúbicos, o mililitros, de alcohol puro en 100 centímetros cúbicos de bebida, o lo que es lo mismo, 100 centímetros cúbicos de alcohol puro en cada litro de bebida.

Por tanto, es mucho menos importante el tipo de bebida que se tome que su contenido de alcohol o graduación. Así, por ejemplo, una jarra de cerveza tiene la misma cantidad de alcohol que un vaso de vino o que una copa de licor. Ese alcohol tendrá el mismo efecto sobre el organismo, sea cual sea su procedencia.

Veamos ahora los principales tipos de bebidas alcohólicas.

 

Vino

El vino es un producto obtenido exclusivamente por la fermentación alcohólica, total o parcial, de las uvas frescas o de los mostos de uva.

Mosto es el jugo obtenido de la uva fresca mediante el estrujado o prensado, mientras no ha comenzado la fermentación.

Hay dos grandes categorías de vinos: los vinos blancos y rosados, obtenidos de la fermentación del jugo de la uva; y los vinos tintos, obtenidos a partir del grano completo de la uva, incluyendo la piel u pellejo, que es lo que le proporciona el color.

Cerveza

Las cervezas son bebidas alcohólicas preparadas por fermentación —mediante levaduras seleccionadas— de mostos procedentes de la cocción en agua de granos de cebada germinada, lo que se denomina malta. Además se les añaden extractos de flores de lúpulo, que le proporcionan su sabor amargo característico y su aroma; y anhídrido carbónico, que las hace espumosas.

Su graduación no debe ser inferior a 3″ y por lo general alcanza entre 5″ y 8″, dependiendo del grado de fermentación y de la calidad de la malta utilizada.

Hoy día se publicitan mucho las llamadas cervezas sin alcohol, que en realidad no son tal cerveza, sino malta de cebada sin apenas fermentar. De hecho, alguna fermentación tiene que haber y estas bebidas contienen un grado mínimo, inferior al 1 %, de alcohol.

Aguardientes y licores

- Brandy: también conocido como cognac o coñac, aunque este nombre está protegido por la denominación de origen francesa y por eso no puede utilizarse en las bebidas de este tipo producidas en otros países, como España

Se obtiene a partir de aguardiente de vino «envejecido» en barricas de roble por un período no inferior a dos años, pero que puede alcanzar los diez años o más, aumentando con ello la calidad del producto.

Su graduación alcohólica mínima es de 36″, pero algunas marcas alcanzan los 40° o más.

-  Whisky: se obtiene por destilación de mosto fermentado de cereales y la posterior mezcla, según las marcas y los tipos, del producto de varias destilaciones. Más tarde se procede al envejecimiento —entre tres y doce años— en barricas de roble. La graduación alcohólica media oscila alrededor de los 40″.

Con un segundo proceso de destilación y añadiendo cierta cantidad de azúcares se obtienen los licores de whisky, que mantienen graduaciones similares al producto original.

- Ron: es la bebida obtenida por fermentación alcohólica y posterior destilación de las melazas procedentes de la fabricación del azúcar de caña o bien del propio jugo de la caña de azúcar. Su graduación mínima está en los 37,5°.

- Orujo: fabricado a partir del orujo de uva, es decir, del resto de las uvas que queda después de ser exprimidas para la fabricación del vino. Es un producto de destilación, hecho muchas veces de forma artesanal, casera y con pocas garantías de higiene; hoy la ley prohíbe comercializar orujos no industriales. La graduación alcohólica mínima es de 37,5″.

- Aguardientes de frutas: bebidas con graduación mínima de 37,5°, obtenidas por destilación de los fermentados de distintas frutas: kirsch de cereza, marrasquino de guindas, aguardiente de ciruelas, etc.

Ginebra o gin: es la bebida obtenida por aromatización de alcohol etílico con bayas de enebro, de modo que el gusto de éstas predomine sobre el del alcohol. La graduación mínima es de 37,5″.

Entra en la composición de muchas bebidas «largas» o «combinados».

Pacharán: es una bebida alcohólica que se fabrica únicamente en España. En la actualidad está muy comercializada, pero hasta hace pocos años su elaboración era casi exclusivamente artesanal en muchas comarcas del norte de España. Se fabrica con endrinas, también llamadas arañones, que se dejan macerar en alcohol en una proporción de 250 gramos de frutos por litro de alcohol puro. El color rojo característico procede de esos frutos. La graduación alcohólica mínima es de 25″.

Anís: es la bebida obtenida por aromatización de alcohol etílico con extractos naturales de anís verde, de anís estrellado y de hinojo, solos o utilizando varios de ellos a la vez. En algunas zonas de España se denomina matalahúva porque éste es el nombre que recibe la semilla de anís. Los nombres tan típicos de cazalla, chinchón u ojén se refieren a las localidades donde se fabrican esas variedades de anís. Su graduación alcohólica no es inferior a 35″.

Licores: se denomina licor a cualquier bebida alcohólica dulce aromatizada con diversas sustancias. El grado alcohólico mínimo es de 15″ y debe contener además un mínimo de 100 gramos de azúcar por cada litro de alcohol. A este grupo pertenecen los licores de manzana, melocotón y otras frutas.

Combinados: la combinación de varias bebidas alcohólicas entre sí o con otros productos no alcohólicos es un tipo de bebida que cada vez prolifera más entre las costumbres sociales. Suelen recibir el nombre genérico de cócteles. Los tipos de estas mezclas son innumerables y de lo más variopinto, pero nunca debemos perder de vista el componente alcohólico de las mismas, que será el que al fin y al cabo provoque los efectos indeseables del alcohol.

FacebookTwitterGoogle+ Compartir
You can leave a response, or trackback from your own site.

Leave a Reply